Sistema nervioso entérico, Función, Anatomía, Complejidad


El sistema nervioso entérico o el sistema nervioso intrínseco es una de las principales divisiones del sistema nervioso autónomo y consta de un sistema similar a una malla de neuronas que regula la función del sistema gastrointestinal. El tracto gastrointestinal humano está formado por el estómago y el intestino. El sistema nervioso entérico tiene una completa red de neuronas, los neurotransmisores y proteínas especiales encargados de las comunicaciones, "pensar", "recordar" y "aprendizaje". Como resultado, el sistema nervioso entérico es a veces llamado un "segundo cerebro" porque el esófago, estómago, intestino delgado y grueso se llena de vainas de tejido que contiene las neuronas que están "empapados" en los mismos neurotransmisores que existen en el cerebro y son influido por ellos.

Se deriva de la cresta neural.

Función

La ENS es capaz de funciones autónomas, como la coordinación de los reflejos, aunque recibe considerable inervación del sistema nervioso autónomo, que puede y no funcionar de manera independiente del cerebro y la médula espinal. Su estudio es el foco de Neurogastroenterología.

Función ENS puede ser dañado por la isquemia. Trasplante, que había sido descrito como una posibilidad teórica en versiones anteriores de este artículo, es ahora una realidad clínica en los Estados Unidos y se lleva a cabo en un número de centros autorizados.

Anatomía

La ENS se compone de algunos de cien millones de neuronas, una milésima parte del número de neuronas en el cerebro, y acerca de un décimo del número de neuronas en la médula espinal. El sistema nervioso entérico está incrustado en el revestimiento del sistema gastrointestinal.

Las neuronas de la ENS se recogen en dos tipos de ganglios: plexos mientérico y submucoso. Plexos Mientéricas se encuentran entre las capas interior y exterior de la muscularis externa, mientras plexos submucosos se encuentran en la submucosa.

Complejidad

El sistema nervioso entérico se ha descrito como un "segundo cerebro" por varias razones. El sistema nervioso entérico puede funcionar de forma autónoma. Normalmente se comunica con el sistema nervioso central a través de los sistemas nerviosos simpático y parasimpático. Sin embargo, los estudios de vertebrados muestran que cuando se corta el nervio vago, el sistema nervioso entérico sigue funcionando.

En los vertebrados el sistema nervioso entérico incluye neuronas eferentes, neuronas aferentes, y las interneuronas, todos los cuales hacen que el sistema nervioso entérico capaz de llevar a reflejos y que actúa como un centro integrador en la ausencia de la entrada del SNC. Las neuronas sensoriales informan sobre las condiciones mecánicas y químicas. Través de los músculos intestinales, las neuronas peristaltismo control motor y produciendo del contenido intestinal. Otras neuronas controlan la secreción de enzimas. El sistema nervioso entérico también hace uso de más de 30 neurotransmisores, la mayoría de los cuales son idénticos a los que se encuentran en el SNC, tales como la acetilcolina, dopamina y serotonina. Más de 90% de la serotonina del cuerpo se encuentra en el intestino, así como alrededor del 50% de la dopamina del cuerpo, que está siendo estudiado en la actualidad para mejorar nuestra comprensión de su utilidad en el cerebro.

El sistema nervioso entérico tiene la capacidad de alterar su respuesta en función de factores tales como la composición a granel y nutrientes. Además, ENS contiene células de apoyo que son similares a astroglía del cerebro y una barrera de difusión alrededor de los ganglios alrededor de los capilares que es similar a la barrera sangre-cerebro de los vasos sanguíneos cerebrales.