Interacción con otros medicamentos, Sinergia y antagonismo, Los factores subyacentes, Interferencia analítica, Interacción con otros medicamentos, Interacciones farmacodinámicas, Interacciones farmacocinéticas, Epidemiología

Una interacción de drogas es una situación en la que una sustancia afecta a la actividad de un fármaco cuando ambos se administran juntos. Esta acción puede ser sinérgica o antagonista o un nuevo efecto puede producirse que no produce por sí mismo. Por lo general, las interacciones entre las drogas vienen a la mente. Sin embargo, también pueden existir interacciones entre medicamentos y alimentos, así como los medicamentos y las plantas o hierbas medicinales. Las personas que toman medicamentos antidepresivos, como los inhibidores de la monoamino oxidasa no deben tomar alimentos que contengan tiramina, ya que puede producirse una crisis hipertensiva. Estas interacciones pueden ocurrir fuera del mal uso accidental o debido a la falta de conocimientos acerca de los principios activos que participan en las sustancias pertinentes.

Por tanto, es fácil ver la importancia de estas interacciones farmacológicas en el ejercicio de la medicina. Si un paciente está tomando dos medicamentos y uno de ellos aumenta el efecto de la otra, es posible que se produzca una sobredosis. La interacción de los dos fármacos también puede aumentar el riesgo de que se produzcan efectos secundarios. Por otro lado, si se reduce la acción de un fármaco puede dejar de tener cualquier uso terapéutico debido a bajo de dosificación. No obstante lo anterior, en ocasiones estas interacciones se pueden buscar con el fin de obtener un efecto terapéutico mejorado. Ejemplos de esto incluyen el uso de la codeína con paracetamol para aumentar su efecto analgésico. O la combinación de amoxicilina con ácido clavulánico con el fin de superar la resistencia bacteriana a los antibióticos. También debe recordarse que existen interacciones que, desde un punto de vista teórico, pero que pueden ocurrir en la práctica clínica no tienen repercusiones importantes.

Las interacciones farmacéuticas que son de interés especial para la práctica de la medicina son principalmente aquellas que tienen efectos negativos para el organismo. El riesgo de que una interacción farmacológica aparecerá aumenta como una función de la cantidad de los medicamentos administrados a un paciente al mismo tiempo.

Es posible que se produzca una interacción entre un fármaco y otra sustancia presente en el organismo. O en ciertas situaciones específicas de un fármaco puede incluso reaccionar consigo mismo, como ocurre con la deshidratación. En otras situaciones, la interacción no implica ningún efecto sobre la droga. En ciertos casos, la presencia de un fármaco en un sangre individuos puede afectar a ciertos tipos de análisis de laboratorio.

También es posible que se produzcan interacciones fuera de un organismo antes de la administración de los medicamentos ha tenido lugar. Esto puede ocurrir cuando se mezclan dos fármacos, por ejemplo, en una solución salina antes de la inyección intravenosa. Algunos ejemplos clásicos de este tipo de interacción que incluyen Tiopental y suxametonio no deben colocarse en la misma jeringa y lo mismo es cierto para la bencilpenicilina y la heparina. Estas situaciones serán discutidos en la misma partida debido a su similitud conceptual.

Las interacciones medicamentosas pueden ser el resultado de varios procesos. Estos procesos pueden incluir alteraciones en la farmacocinética del fármaco, tales como alteraciones en la absorción, distribución, metabolismo y excreción de un fármaco. Alternativamente, las interacciones medicamentosas pueden ser el resultado de las propiedades farmacodinámicas de la droga, por ejemplo, la co-administración de un antagonista del receptor y un agonista para el mismo receptor.

Sinergia y antagonismo

Cuando la interacción provoca un aumento de los efectos de uno o ambos de los medicamentos de la interacción que se llama un efecto sinérgico. Un "sinergia aditivo" se produce cuando el efecto final es igual a la suma de los efectos de los dos fármacos. Cuando el efecto final es mucho mayor que la suma de los dos efectos esto se llama la sinergia mejorada. Este concepto es reconocido por la mayoría de los autores, aunque otros autores sólo se refieren a la sinergia cuando hay un aumento del efecto. Estos autores utilizan el término "efecto acumulativo" de sinergia aditiva y se reserva el uso de la expresión "efecto sinérgico" para una mayor sinergia. El efecto contrario a la sinergia se denomina antagonismo. Dos medicamentos son antagónicos cuando su interacción provoca una disminución de los efectos de uno o ambos de los medicamentos.

Tanto la sinergia y el antagonismo tanto pueden ocurrir durante las diferentes fases de la interacción de un fármaco con un organismo, con cada efecto que tiene un nombre diferente. Por ejemplo, cuando la sinergia que se produce a nivel del receptor celular, esto se denomina agonismo, y las sustancias que intervienen se denominan agonistas. Por otro lado, en el caso de antagonismo de las sustancias que intervienen son conocidos como agonistas inversos. Las diferentes respuestas de un receptor a la acción de un fármaco se ha traducido en un número de clasificaciones, que utilizan términos tales como "agonista parcial", "agonistas competitivos" Conceptos etc que tienen una aplicación fundamental en la farmacodinámica de estas interacciones. La proliferación de las clasificaciones existentes a este nivel, junto con el hecho de que los mecanismos de reacción exactos para muchos fármacos no son bien significa que es casi imposible ofrecer una clasificación clara de estos conceptos entendidos. Incluso es probable que muchos autores desean aplicar mal una clasificación determinada.

Los factores subyacentes

Es posible aprovechar las interacciones positivas. Sin embargo, las interacciones negativas suelen ser de más interés debido a su significado patológico y también porque a menudo son inesperadas y pueden incluso ir sin diagnosticar. Mediante el estudio de las condiciones que favorecen la aparición de interacciones debería ser posible para evitar, o al menos diagnosticar a tiempo. Los factores o condiciones que predisponen o favorecen la aparición de interacciones incluyen:

  • La vejez: factores relacionados con cómo cambia la fisiología humana con la edad pueden afectar la interacción de los medicamentos. Por ejemplo, el metabolismo del hígado, la función renal, la transmisión nerviosa o el funcionamiento de la médula ósea todo disminuyen con la edad. Además, en la edad avanzada hay una disminución sensorial que aumenta las posibilidades de que se cometan errores en la administración de fármacos.
  • La polifarmacia: Los más medicamentos toma más probable que un paciente será que algunos de ellos interactúan.
  • Factores genéticos: los genes sintetizan enzimas que metabolizan fármacos. Algunas razas tienen variaciones genotípicas que podrían disminuir o aumentar la actividad de estas enzimas. La consecuencia de esto sería, en ocasiones, ser una mayor predisposición a interacciones de drogas y por lo tanto una mayor predisposición para que se produzca efectos adversos. Esto se ve en las variaciones genotípicas en los isozimas de citocromo P450.
  • Hepáticas o renales: Las concentraciones en sangre de los medicamentos que se metabolizan en el hígado y/o eliminados por los riñones pueden ser alterados si cualquiera de estos órganos no está funcionando correctamente. Si este es el caso de un aumento en la concentración de la sangre se ve normalmente.
  • Enfermedades graves que podrían empeorar si la dosis del medicamento se reduce.
  • Factores dependientes de drogas:

    • Índice terapéutico estrecho: Cuando la diferencia entre la dosis efectiva y la dosis tóxica es pequeña. La droga digoxina es un ejemplo de este tipo de medicamento.
    • Empinada curva de dosis-respuesta: Pequeños cambios en la dosis de un fármaco producir grandes cambios en la concentración de la droga en el plasma de la sangre los pacientes.
    • Metabolismo hepático saturable: Además de los efectos de las dosis de la capacidad para metabolizar el fármaco se reduce en gran medida

Interferencia analítica

La detección de los parámetros de laboratorio se basa en reacciones físico-químicas entre la sustancia que se está midiendo y reactivos diseñados para este propósito. Estas reacciones pueden ser alterados por la presencia de drogas que dan lugar a una sobreestimación o una subestimación de los resultados reales. Los niveles de lípidos en sangre de colesterol y otros pueden ser sobreestimado como consecuencia de la presencia en la sangre de algunos fármacos psicotrópicos. Estas sobreestimaciones no deben confundirse con la acción de otros fármacos que aumentan los niveles de colesterol en realidad la sangre debido a una interacción con su metabolismo. La mayoría de los expertos consideran que no se trata de verdaderas interacciones, por lo que no se tratarán más adelante en este debate.

Interacción con otros medicamentos

Estas reacciones químicas son también conocidos como incompatibilidades farmacológicas. Las reacciones se producen cuando dos o más fármacos se mezclan fuera del cuerpo del organismo para el propósito de la administración conjunta. Por lo general, la interacción es antagónico y que casi siempre afecta a ambos fármacos. Ejemplos de estos tipos de interacciones incluyen la mezcla de penicilinas y aminoglucósidos en la misma botella de suero, lo que provoca la formación de un precipitado insoluble, o la mezcla de ciprofloxacina con furosemida. La interacción de algunos medicamentos con el medio de transporte también puede ser incluido aquí. Esto significa que ciertos medicamentos no pueden ser administrados en botellas de plástico, ya que se unen con las paredes de botellas, la reducción de la concentración de fármacos en solución.

Muchos autores no consideran que son las interacciones en el sentido estricto de la palabra. Un ejemplo es la base de datos del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de España, que no los incluye entre los 90.000 interacciones registradas.

Interacciones farmacodinámicas

El cambio en la respuesta de un organismo en la administración de un fármaco es un factor importante en las interacciones farmacodinámicas. Estos cambios son extraordinariamente difíciles de clasificar debido a la amplia variedad de modos de acción existentes y el hecho de que muchos medicamentos pueden causar su efecto a través de una serie de diferentes mecanismos. Esta diversidad también significa que, en todo menos en los casos más obvios, es importante investigar y entender estos mecanismos. Existe la sospecha fundada de que hay interacciones más desconocidos que se conocen unos.

Interacciones farmacodinámicas pueden ocurrir en:

  • Receptores farmacológicas: interacciones receptor son los más fáciles de definir, pero también son las más comunes. Desde un punto de vista farmacodinámico, dos fármacos pueden ser consideradas como:

  • Hemodinámica, si actúan sobre el mismo receptor. Ellos, a su vez, pueden ser:

  • Agonistas puros, si se unen al locus principal del receptor, causando un efecto similar a la de la droga principal.
  • Los agonistas parciales, si, en la unión a uno de los loci receptores secundarios, que tienen el mismo efecto que el fármaco principal, pero con una intensidad menor.
  • Los antagonistas, si se unen directamente a los receptores de locus principal, pero su efecto es opuesta a la de la droga principal. Lo cual, a su vez, puede ser:

  • Los antagonistas competitivos, si compiten con el fármaco principal para unirse con el receptor. La cantidad de antagonista o droga principal que se une con el receptor dependerá de las concentraciones de cada uno en el plasma.
  • Antagonistas no competitivos, cuando el antagonista se une al receptor de forma irreversible y no se libera hasta que el receptor está saturado. En principio, la cantidad de antagonista y agonista que se une al receptor dependerá de sus concentraciones. Sin embargo, la presencia del antagonista causará la principal droga para ser lanzado desde el receptor, independientemente de la concentración principal medicamentos, por lo tanto, todos los receptores eventualmente se convertirá ocupado por el antagonista.
  • Competidores Heterodynamic, si actúan sobre los receptores distintos.
  • Los mecanismos de transducción de señal: se trata de procesos moleculares que comiencen después de la interacción del fármaco con el receptor. Por ejemplo, se sabe que la hipoglucemia en un organismo produce una liberación de catecolaminas, que desencadenan mecanismos de compensación que aumenta los niveles de glucosa en sangre. La liberación de catecolaminas también provoca una serie de síntomas, lo que permite al organismo a reconocer lo que está pasando y que actúan como un estimulante para la acción preventiva. En caso de un paciente a tomar una droga como la insulina, lo que reduce la glucemia, y también se llevará a otro fármaco tal como ciertos bloqueadores beta para la enfermedad cardíaca, a continuación, los beta-bloqueantes actuarán para bloquear los receptores de adrenalina. Esto bloqueará la reacción provocada por las catecolaminas ocurre un episodio de hipoglucemia. Por lo tanto, el cuerpo no va a adoptar mecanismos de corrección y no habrá un mayor riesgo de una reacción grave resultante de la ingestión de ambos medicamentos al mismo tiempo.
  • Sistemas fisiológicos antagónicas: Imagine un fármaco A que actúa sobre un determinado órgano. Este efecto aumentará con el aumento de las concentraciones de sustancia fisiológica S en el organismo. Ahora imaginar un fármaco B que actúa en otro órgano, lo que aumenta la cantidad de sustancia S. Si se toman los dos fármacos simultáneamente, es posible que el medicamento A podría causar una reacción adversa en el organismo ya que su efecto puede aumentar indirectamente por la acción de los drogas B. Un ejemplo real de esta interacción se encuentra en el uso concomitante de digoxina y furosemida. El primero actúa sobre las fibras cardiacas y su efecto se incrementa si hay bajos niveles de potasio en el plasma sanguíneo. La furosemida es un diurético que disminuye la tensión arterial, sino que favorece la pérdida de K . Esto podría dar lugar a hipopotasemia, que puede aumentar la toxicidad de digoxina.
  • Interacciones farmacocinéticas

    Las modificaciones en el efecto de un fármaco son causadas por las diferencias en la absorción, transporte, distribución, metabolización o excreción de uno o ambos de los fármacos en comparación con el comportamiento esperado de cada fármaco cuando se toma individualmente. Estos cambios son básicamente modificaciones en la concentración de los fármacos. A este respecto dos fármacos pueden ser homergic si tienen el mismo efecto en el organismo y heterergic si sus efectos son diferentes.

    Interacciones de absorción

     Los cambios en la motilidad

    Algunos medicamentos, tales como los agentes procinéticos aumentan la velocidad con la que una sustancia pasa a través de los intestinos. Si un fármaco está presente en la zona de absorción tractos digestivo por menos tiempo de su concentración en sangre disminuirá. Lo contrario se producirá con fármacos que disminuyen la motilidad intestinal.

    • pH: Los fármacos pueden estar presentes ya sea en forma ionizada o no ionizada, en función de su pKa. Las formas no ionizadas de los medicamentos son generalmente más fáciles de absorber, debido a que no serán repelidos por la bicapa lipídica de la célula, la mayoría de ellos pueden ser absorbidos por difusión pasiva, a menos que sean demasiado grandes o demasiado polarizado, en cuyo caso se pueden tener o transportadores específicos no específicos y no distribuida sobre toda la superficie interna delgado, que transporta los medicamentos dentro del cuerpo. Es evidente que el aumento de la absorción de un fármaco aumenta su biodisponibilidad, por lo que, el cambio de estado de la droga entre ionizada o no, puede ser útil o no para ciertos medicamentos.

    Algunos medicamentos requieren un pH ácido del estómago para su absorción. Otros requieren el pH básico de los intestinos. Cualquier modificación en el pH podría cambiar esta absorción. En el caso de los antiácidos, un aumento en el pH puede inhibir la absorción de otros fármacos, tales como zalcitabina, tipranavir y amprenavir. Sin embargo, esto ocurre con menos frecuencia que un aumento en el pH provoca un aumento en la absorción. Tal como ocurre cuando se toma con cimetidina didanosina. En este caso, un intervalo de dos a cuatro horas entre la toma de los dos fármacos es generalmente suficiente para evitar la interacción.

    • La solubilidad del fármaco: La absorción de algunos fármacos puede reducirse drásticamente si se administran junto con alimentos con un alto contenido de grasa. Este es el caso de los anticoagulantes orales y el aguacate.
    • La formación de complejos no absorbibles:

      • Quelación: La presencia de cationes di-o trivalentes puede causar la quelación de ciertos medicamentos, haciéndolos más difíciles de absorber. Esta interacción se produce con frecuencia entre los medicamentos como la tetraciclina o las fluoroquinolonas y los productos lácteos.
      • Enlazar con proteínas. Algunos medicamentos, tales como sucralfato se une a las proteínas, especialmente si tienen una alta biodisponibilidad. Por esta razón, su administración está contraindicada en la alimentación enteral.
      • Por último, otra posibilidad es que el fármaco es retenido en el lumen intestinal que forman grandes complejos que impiden su absorción. Esto puede ocurrir con colestiramina si se asocia con sulfametoxazol, la tiroxina, la warfarina o digoxina.

    • Actuando sobre la P-glicoproteína de los enterocitos: Este parece ser uno de los mecanismos promovidos por el consumo de zumo de pomelo en el aumento de la biodisponibilidad de diversos fármacos, independientemente de su actividad inhibidora demostrado en metabolismo de primer paso.

    Interacciones de transporte y distribución

    El principal mecanismo de interacción es la competencia en el transporte de proteínas plasmáticas. En estos casos, el fármaco que llega primero se une con la proteína de plasma, dejando el otro fármaco disuelto en el plasma, lo que modifica su concentración. El organismo tiene mecanismos para contrarrestar estas situaciones, lo que significa que no son por lo general clínicamente relevante. Sin embargo, estas situaciones se deben tomar en cuenta si hay otros problemas asociados están presentes, tales como cuando se ve afectado el método de la excreción.

    Interacciones Metabolismo

    Muchas interacciones farmacológicas se deben a alteraciones en el metabolismo de los fármacos. Además, los enzimas que metabolizan los fármacos humanos se activan normalmente a través de la participación de los receptores nucleares. Un sistema notable implicado en interacciones metabólicas es el sistema de enzimas que comprende las oxidasas del citocromo P450.

     CYP450

    El citocromo P450 es una familia muy grande de hemoproteínas que se caracterizan por su actividad enzimática y su papel en el metabolismo de un gran número de fármacos. De las diversas familias que están presentes en los seres humanos, los más interesantes a este respecto son la 1, 2 y 3, y las enzimas más importantes son CYP1A2, CYP2C9, CYP2C19, CYP2D6, CYP2E1 y CYP3A4. La mayoría de las enzimas también están involucrados en el metabolismo de sustancias endógenas, como los esteroides o hormonas sexuales, lo que también es importante debe haber interferencia con estas sustancias. Como resultado de estas interacciones de la función de las enzimas o bien puede ser estimulada o inhibida.

     Inhibición enzimática

    Si el medicamento A es metabolizado por una enzima del citocromo P450 y el fármaco B inhibe o disminuye la actividad de las enzimas, a continuación, el fármaco A permanecerá con altos niveles en el plasma durante más tiempo ya que su inactivación es más lento. Como resultado de ello, la inhibición enzimática causará un aumento en el efecto de las drogas. Esto puede causar una amplia gama de reacciones adversas.

    Es posible que esta vez puede conducir a una situación paradójica, donde la inhibición enzimática provoca una disminución en el efecto del fármaco: Si el metabolismo del fármaco A da lugar a producto A2, que en realidad produce el efecto de la droga. Si el metabolismo del fármaco A es inhibida por el fármaco B la concentración de A2 que está presente en la sangre disminuye, al igual que el efecto final de la droga.

     Inducción enzimática

    Si el medicamento A es metabolizado por una enzima citocromo P450 y el medicamento B induce o aumenta la actividad de las enzimas, y las concentraciones de plasma sanguíneo de fármaco A caerán rápidamente su inactivación se llevará a cabo con mayor rapidez. Como resultado, la inducción enzimática causará una disminución en el efecto de las drogas.

    Como en el caso anterior es posible encontrar situaciones paradójicas donde un metabolito activo causas las drogas efecto. En este caso, el aumento de A2 metabolito activo produce un aumento en el efecto del fármaco.

    A menudo puede ocurrir que un paciente está tomando dos medicamentos que son inductores enzimáticos, un inductor y el otro inhibidor o inhibidores de ambos, lo que complica en gran medida el control de un medicamento individuos y la evitación de las posibles reacciones adversas.

    Un ejemplo de esto se muestra en la siguiente tabla para la enzima CYP1A2, que es la enzima más común que se encuentra en el hígado humano. La tabla muestra los sustratos y los inductores e inhibidores de su actividad:

    Enzima CYP3A4 es la enzima que el mayor número de fármacos se utiliza como un sustrato. Más de 100 medicamentos dependen de su metabolismo por su actividad y muchos otros actúan sobre la enzima como inductores o inhibidores.

    Algunos alimentos también actúan como inductores o inhibidores de la actividad enzimática. La siguiente tabla muestra las más comunes:

    Cualquier estudio de las interacciones farmacológicas entre los medicamentos en particular también debe discutir las posibles interacciones de algunas plantas medicinales. Los efectos causados por las plantas medicinales deben ser considerados en la misma forma que los de los medicamentos como su interacción con el organismo da lugar a una respuesta farmacológica. Otros fármacos pueden modificar esta respuesta y también las plantas pueden dar lugar a cambios en los efectos de otros ingredientes activos. Hay pocos datos disponibles sobre las interacciones de las plantas medicinales por los siguientes motivos:

  • Falsa seguridad con respecto a las plantas medicinales. La interacción entre una planta medicinal y un fármaco generalmente se pasa por alto debido a creer en la "seguridad de las plantas medicinales"
  • La variabilidad de la composición, tanto cualitativa como cuantitativa. La composición de un medicamento a base de plantas es a menudo sujeto a grandes variaciones debido a un número de factores tales como las diferencias estacionales en las concentraciones, el tipo de suelo, los cambios climáticos o la existencia de diferentes variedades o razas químicas dentro de las mismas especies de plantas que tienen composiciones variables de el ingrediente activo. En ocasiones una interacción puede ser debido a un solo ingrediente activo, pero esto puede estar ausente en algunas variedades químicas o puede estar presente en concentraciones bajas, que no provocarán una interacción. Interacciones contador puede incluso ocurrir. Esto ocurre, por ejemplo, con el ginseng, la variedad de Panax ginseng aumenta el tiempo de protrombina, mientras que la variedad de Panax quinquefolius disminuye.
  • La falta de uso en los grupos de riesgo, como pacientes hospitalizados y polifarmacia, que tienden a tener la mayoría de las interacciones entre medicamentos.
  • El consumo limitado de plantas medicinales ha dado lugar a una falta de interés en este ámbito.
  • Por lo general, se incluyen en la categoría de alimentos, ya que generalmente se toman en forma de té o suplemento alimenticio. Aunque cada vez más se están tomando las plantas medicinales de una manera más general asociados con medicamentos: píldoras, comprimidos, cápsulas, etc

    Interacciones excreción

     La excreción renal

    Sólo la fracción libre de un fármaco que se disuelve en el plasma sanguíneo se puede quitar a través del riñón. Por lo tanto, los fármacos que están estrechamente unidas a las proteínas no están disponibles para la excreción renal, siempre y cuando no se metabolizan en que pueden ser eliminados en forma de metabolitos. El aclaramiento de creatinina se utiliza como una medida de la función renal, pero sólo es útil en los casos en que el medicamento se excreta en una forma inalterada en la orina. La excreción de los fármacos a partir de los riñones nefronas tiene las mismas propiedades que la de cualquier otro soluto orgánico: filtración pasiva, secreción activa y reabsorción. En la última fase de la secreción de drogas es un proceso activo que está sujeta a las condiciones relativas a la saturabilidad de la molécula transportada y la competencia entre los sustratos. Por lo tanto, estos son los sitios clave donde podría producirse una interacción entre medicamentos. La filtración depende de un número de factores que incluyen el pH de la orina, que se ha demostrado que los fármacos que actúan como bases débiles son cada vez excretados como el pH de la orina se vuelve más ácida, y el inverso es cierto para los ácidos débiles. Este mecanismo es de gran utilidad en el tratamiento de las intoxicaciones y también es utilizado por algunos medicamentos y productos a base de hierbas para producir su efecto interactivo.

     La excreción biliar

    La excreción de bilis es diferente de la excreción renal, ya que siempre es implica el gasto de energía en el transporte activo a través del epitelio del conducto biliar en contra de un gradiente de concentración. Este sistema de transporte también puede estar saturado si las concentraciones plasmáticas del fármaco son altos. Bile excreción de los fármacos tiene lugar principalmente en su peso molecular es superior a 300 y que contiene tanto grupos polares y lipófilos. La glucuronidación del fármaco en el riñón también facilita la excreción de bilis. Las sustancias con propiedades fisicoquímicas similares pueden bloquear el receptor, lo cual es importante en la evaluación de las interacciones. Un fármaco que se elimina en el conducto biliar de vez en cuando puede ser reabsorbida por los intestinos, que también puede conducir a interacciones con otros fármacos.

    Epidemiología

    Entre los adultos estadounidenses mayores de 55, 4% están tomando medicamentos o suplementos, y que los ponen en riesgo de una mayor interacción de drogas. Los posibles interacciones entre medicamentos han aumentado con el tiempo y son más comunes en los ancianos bajo educados, incluso después de controlar por edad, sexo, lugar de residencia, y la comorbilidad.