Receptor Purinergic, 3 clases de receptores purinérgicos, Receptores P2X, Receptores P2Y y P1, Inhibidores, Efectos sobre el dolor crónico, Efectos sobre el edema citotóxico, Efectos sobre la diabetes


Los receptores purinérgicos, también conocidos como purinoceptores, son una familia de moléculas de la membrana de plasma que se encuentran en casi todos los tejidos de mamíferos. En términos generales, los receptores purinérgicos y de señalización se han implicado en el aprendizaje y la memoria, el aparato locomotor y el comportamiento de la alimentación y el sueño. Más concretamente, estos receptores están implicados en varias funciones celulares, incluyendo la proliferación y la migración de las células madre neurales reactividad vascular, la apoptosis y la secreción de citoquinas. Estas funciones no se han caracterizado bien y el efecto del microambiente extracelular en su función también es poco conocido.

El receptor purinérgico término fue introducido originalmente para ilustrar las clases específicas de receptores de membrana que median la relajación del músculo liso intestinal como una respuesta a la liberación de ATP o adenosina. Receptores P2 más se han dividido en cinco subclases: P2X, P2Y, P2Z, P2U, y P2T. Para distinguir los receptores P2 aún más, las subclases se han dividido en familias de receptores ionotrópicos y metabotrópicos.

3 clases de receptores purinérgicos

Hay tres clases conocidas distintos de receptores purinérgicos, conocidos como P1, P2X, y los receptores P2Y.

Receptores P2X

Receptores P2X son canales iónicos activados por ligando, mientras que los receptores P1 y P2Y son receptores acoplados a la proteína G. Estos canales iónicos dependientes de ligando son canales de cationes no selectivos responsables de la mediación de respuestas postsinápticos excitatorios similares a los receptores de glutamato ionotrópicos y nicotínico. Receptores P2X son distintos del resto de los canales iónicos activados por ligando ampliamente conocidos, como la codificación genética de estos canales en particular indica la presencia de sólo dos dominios transmembrana dentro de los canales. Estos receptores se distribuyen en gran medida en las neuronas y las células gliales a través de los sistemas nerviosos central y periférico. Receptores P2X mediar una gran variedad de reacciones incluyendo la rápida transmisión en las sinapsis centrales, la contracción de las células del músculo liso, la agregación plaquetaria, la activación de macrófagos, y la apoptosis. Por otra parte, estos receptores han sido implicados en la integración de la actividad funcional entre neuronas, glía y células vasculares en el sistema nervioso central, mediando así los efectos de la actividad neuronal durante el desarrollo, la neurodegeneración, la inflamación, y cáncer.

Receptores P2Y y P1

Ambos de estos receptores metabotrópicos se distinguen por su reactividad a los activadores específicos. Los receptores P1 se activan preferentemente por los receptores de adenosina y P2Y son preferentemente más activa por ATP. P1 y receptores P2Y se sabe que están ampliamente distribuidos en el cerebro, el corazón, los riñones, y el tejido adiposo. Las xantinas bloquean específicamente los receptores de adenosina, y se sabe que inducen un efecto estimulante para el comportamiento de uno.

Inhibidores

Los inhibidores de los receptores purinérgicos incluyen clopidogrel, prasugrel y ticlopidina, así como ticagrelor. Todos estos son agentes antiplaquetarios que bloquean los receptores P2Y12.

Efectos sobre el dolor crónico

Los datos obtenidos del uso de antagonistas selectivos del receptor P2 ha producido evidencia que apoya la capacidad de ATP para iniciar y mantener estados de dolor crónico después de la exposición a los estímulos nocivos. Se cree que el ATP funciona como un neurotransmisor pronociceptive, los actos que actúan en P2X específico y receptores P2Y de una manera sistematizado, que en última instancia sirven para iniciar y sostener estados elevados de la excitabilidad neuronal. Esta reciente conocimiento de los efectos receptores purinérgicos 'en el dolor crónico proporcionar promesa de descubrir un medicamento que se dirige específicamente a los subtipos de receptores P2 individuales. Mientras que algunos compuestos selectivos del receptor P2 han demostrado ser útiles en los ensayos preclínicos, se necesita más investigación para entender la viabilidad potencial de los antagonistas del receptor P2 para el dolor.

La investigación reciente ha identificado un papel de los receptores P2X microgliales en el dolor neuropático y el dolor inflamatorio, especialmente los receptores P2X4 y P2X7.

Efectos sobre el edema citotóxico

Los receptores purinérgicos se han sugerido que desempeñar un papel en el tratamiento de edema e infartos citotóxico. Se encontró que con el tratamiento del ligando purinérgico 2-methylthioladenosine 5 'difosfato, que es un agonista y tiene una alta preferencia por el tipo de receptor purinérgico 1 isoforma, contribuye significativamente a la reducción de un lesiones isquémicas causadas por el edema citotóxico. Otra prueba farmacológica ha sugerido que la protección 2MeSADP es controlado por un aumento de metabolismo mitocondrial astrocitos mediante el aumento de la liberación de calcio dependiente de inositol trifosfato. Hay indicios que sugieren una relación entre los niveles de ATP y el edema citotóxico, donde los bajos niveles de ATP se asocian con un aumento de la prevalencia de edema citotóxico. Se cree que las mitocondrias desempeñan un papel esencial en el metabolismo de la energía de astrocitos dentro de la penumbra de las lesiones isquémicas. Mediante la mejora de la fuente de ATP proporcionado por las mitocondrias, podría haber un efecto similar 'protectora' para las lesiones del cerebro en general.

Efectos sobre la diabetes

Los receptores purinérgicos se han implicado en las complicaciones vasculares asociadas con la diabetes debido al efecto de la concentración alta de glucosa en las respuestas mediadas por ATP en fibroblastos humanos.